Grandes viajeros

Sudamérica En Bicicleta. La Gran Hazaña De Una Pareja.

Bartosz y Aleksandra, una pareja de jóvenes polacos, dijeron basta a una vida de estrés y obligaciones asfixiantes. Sentían que la vida se les escapaba y lo dejaron todo atrás para hacer realidad una gran gesta personal. No se conformaron con tomar las mochilas, decidieron recorrer casi toda Sudamérica con sus bicicletas encontrándose penas y glorias. Además Bartosz, cámara y editor de vídeo profesional, registró unas imágenes de una belleza excepcional y felizmente anunciamos que es el autor del vídeo corporativo de Voyhoy.

Fechas del viaje: Octubre 2013 – Octubre 2014 (1 año)
Países recorridos: Perú, Chile, Argentina, Bolivia
Kilómetros itinerario: Pedaleando, 5.000 kms. El resto, en autostop, bus y embarcaciones.
Coste Viaje: Filosofía low-cost. Muchas noches en carpa, comiendo en lugares poco turísticos o cocinando ellos mismos.
Blog: http://iscswojadroga.pl(escrito en polaco pero os podéis deleitar con sus magníficas fotografías).bartosz-ruta-bicicleta

Antes de empezar, os recomendamos que veáis el fantástico vídeo que creó Bartosz, el gran viajero al que entrevistamos a continuación.

Descubre Chile en 90 segundos | Voyhoy from Voyhoy on Vimeo


– Bartosz, ¿qué se te pasaba por la cabeza cuando decidiste recorrer Sudamérica en bicicleta?

Aleksandra y yo somos de un pequeño pueblo de Polonia y por motivos profesionales (ella es matemática y yo técnico audiovisual), tuvimos que mudarnos a la capital…y Varsovia significa prisas, ruido, poco tiempo libre y frustración. Después de 8 años de altibajos empezamos a sentir que estábamos desperdiciando nuestra vida. Inicialmente lo planteé como un viaje como mochileros, ni tan sólo recuerdo en qué momento apareció la idea de hacerlo en bicicleta. En realidad tampoco nos preparamos físicamente… Después de 2 o 3 semanas en ruta ya estábamos en forma para afrontar el reto en condiciones.

– Un viaje de esta envergadura, con el esfuerzo físico que supone y sin ninguna comodidad… ¿fue difícil convencer a tu pareja para atreverse a realizar contigo esta gran aventura? ¿Cómo fue la convivencia?
– Aunque pensé que sería un viaje en solitario, mi pareja se apuntó enseguida ya que su situación era tan insatisfactoria como la mía. Sentíamos que era necesario romper con nuestro modo de vida. Y respecto a nuestra relación en el viaje… siempre es difícil convivir con una mujer (ríe). Ahora en serio, es complicado estar junto a una misma persona 24 horas durante tanto tiempo. En la vida “normal”, tras una discusión, puedes recurrir a tus amigos o irte a otra habitación. ¡En nuestro viaje no podía decirle “sal y duerme fuera de la carpa”! En conclusión, es una buena prueba para consolidar una relación con alguien con quien quisieras pasar toda tu vida. Algo así te une para siempre.

20140412_droga_do_el_calafate-19

Supongo que todo el mundo os pregunta por vuestro lugar preferido pero no hay respuesta a esa pregunta. Demasiados recuerdos lindos como para elegir sólo uno… Háblanos de algún sitio que brille en tu memoria.
– 
Mi mente ha almacenado más momentos y sensaciones que lugares concretos. Me veo comiendo una cena sencilla en un barco que navega por el río Huallaga (Perú) durante una hermosa puesta de sol, cientos de loros curiosos siguiendo nuestras bicicletas en el norte de Argentina, una conversación con un humilde y amigable zapatero del mercado de Chiclayo (Perú)… Por supuesto que también tengo recuerdos vívidos de paisajes impresionantes pero el valor real del viaje está en los olores, sabores, rostros, amistades…



– ¿Y algún lugar alejado de las rutas más turísticas que te haya sorprendido gratamente?
– Definitivamente la Reserva Nacional Pacaya-Samiria, en el norte del Perú. La mayoría de los viajeros toman un barco desde Yurimaguas y van directamente a la muy turística Iquitos. Si paras en Lagunas, puedes hacer algo realmente diferente. Con un guía, en una canoa sobrecargada de comida, cruzamos toda la reserva durante 18 días. Tras tanto tiempo en la selva, empiezas a sentir una comunión especial con la naturaleza. Integras los sonidos, los animales y la vegetación como parte de ti mismo…
Para los ciclistas, recomendaría la insuperable Carretera Austral, en la Patagonia chilena. Tuvimos mucha suerte con el clima a pesar de haberla hecho en marzo. Paisajes de ensueño, sin tráfico y sin a penas lluvias ¿qué más quieres?

20140312_carretera_austral-140

– Ya hemos hablado de la cara amable del viaje, pero un viaje de este tipo significa asumir muchos riesgos…¿Cuál fue el peor capítulo de tu aventura?
– 
El momento en que más se complicaron las cosas fue en el norte de Chile, antes de llegar al Lago Chungará. Nos quedamos atrapados en medio de la nada con una fuerte tormenta y unas temperaturas bajísimas. Durante la noche fue aún peor (-5 ºC) y con la ropa mojada… A la mañana siguiente me desperté con mucha fiebre y un dolor extraño en el pecho que empeoró hasta dificultar mucho mi respiración.Volvimos a Putre después de casi dos horas esperando a que nos recogiera un coche. De camino a la ciudad mis manos se adormecieron debido al poco aire que entraba en mis pulmones y al llegar no encontramos a nadie en el hospital. Sinceramente, pensé que iba a morir. Una enfermera apareció y me dió oxígeno concentrado y me hicieron pruebas antes de trasladarme en ambulancia a Arica. Por fortuna no fue nada grave y tras unos días de recuperación pude salir a pedalear de nuevo. Fue como renacer, aprendí lo frágil que es nuestra existencia.

20140123_w_drodze_do_san_pedro-42

– ¿Qué recomendarías a las personas que se están planteando emprender un gran viaje?
– Me gustaría que la mala experiencia que he relatado no los frenara. A todos los que están inquietos para hacer su gran escapada les diría que la vida es demasiada corta para desperdiciarla frente al computador de una oficina. Que se atrevan a dar el primer paso, no importa cómo. Y les daría otro consejo: no carguen con guías de viaje, piérdanse. Les puedo asegurar que será más gratificante de lo que se pueden imaginar… Reconozco que antes de salir me preocupé demasiado en tener muchas cosas bajo control y ahora sé que fue innecesario. Es bueno no tener plan ni expectativas. Si algo sucede, simplemente reacciona. Creo que eso es saborear el presente y gozar de un viaje.

– Dicen que uno cree que va a hacer un viaje pero es el viaje el que lo hace a él. ¿Cómo crees que te ha cambiado este último año?
– ¡Ha sido como cirugía cerebral! En primer lugar, después de haberte integrado en otras culturas, puedes ver tu propia vida desde una perspectiva diferente y eso modifica tu escala de valores. De repente, te das cuenta que has dejado atrás cientos de cosas materiales y que no has perdido nada en absoluto. No necesitamos mucho para ser felices y creo que la sociedad moderna nos hace olvidar lo que es realmente importante. En la rutina diaria actuamos como autómatas sin salirnos del camino seguro. Tengo la certeza que es mucho más fácil conocerse a uno mismo y reconciliarse con nuestro yo real durante un buen viaje.

20140917_bolivia_05


¡Si te interesó este artículo regálanos un “Me Gusta” en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter o Instagram

images     twitter_siguenos  

Comentarios

comentarios

Previous ArticleNext Article
Periodista que se aburrió de estar sentado en una redacción obligado a escribir sobre asuntos que no interesaban a nadie. Renunció y dedicó un año entero a su pasión: viajar. A su vuelta, decidió especializarse en contenidos sobre turismo y aventuras. Y este es el resultado. Contacto: eduardo@voyhoy.com