Consejos viajeros

5 Errores Habituales del Viajero


1. Sobreprogramación

turista_corriendo
Tengo un amigo que se hizo una tabla de Excel detallando todos los horarios y visitas que iba a seguir durante su viaje. No bromeo. Estaban incluidos hasta los tiempos para comer. ¿Necesitas imponerte esta disciplina? ¿No viajas para disfrutar? ¿Para qué ceñirte a un plan preconcebido si no puedes anticipar cómo te sentirás entre nuevos lugares y gentes? Lo más sensato es ir con los tiempos abiertos. Es cierto que puede que no alcances a ver las mil cosas que te proponías, pero cuánto más viajo, más me doy cuenta de esto: menos es más. Si encuentras tu lugar perfecto, quédate. Si estás cansado de transportes, lugares y ciudades, descansa. Cada uno tiene un ritmo y, si eres viajero independiente, date el gusto de cambiar tus planes. Basta con tener una idea general de tu ruta y permitirte la improvisación. Los viajes rígidos son un estrés.

2. Sobreequipaje
mochila_gigante

Todos los “por si acasos” acaban siendo un bulto y peso inútil en tu maleta o mochila. Lo cierto es que necesitas muy poco equipaje para viajar. ¿Cuántas veces cargas con ropa que luego ni tan solo te pones? Una maleta ligera te permite moverte con más autonomía y usar transportes públicos con comodidad. Sobretodo en los aeropuertos, me asustan esos maletones gigantes en los que podría caber un cadáver dentro. ¿Qué lleva esa gente de viaje? ¿Cómo pretende moverse por una ciudad desconocida con eso? Aeropuerto-taxi-hotel-taxi-aeropuerto. Bueno, es posible, pero caro y poco práctico. Puedes conocer trucos para hacer la maleta perfecta en este link.

3. Pérdida de oportunidades únicas
kayak_iceberg

Mi abuelo, con su sabiduría sencilla y directa, siempre decía: “El dinero y los cojones, son para las ocasiones”. Y es una gran verdad que durante un viaje debe alcanzar la cota de dogma. Puede que no vayas sobrado de dinero pero si durante tu ruta ves una excursión, actividad, lugar o comida que te hace ilusión pero es caro, no dudes en gastar. Piensa que es probable que no vuelvas a tener la oportunidad de hacer eso o comer aquello. Las experiencias pueden darte momentos de felicidad, las cosas no. Recuerdo una salida que hice en  kayak entre icebergs desprendidos del glaciar Upsala (Argentina)…. Costaba una pequeña fortuna hacerla pero hoy tengo un magnífico recuerdo y, sinceramente, ya no recuerdo cuando pagué. Hoy no sería más feliz teniendo unos dígitos más en mi cuenta corriente y ¿cuándo volveré a poder remar en un lago entre bloques de hielo gigantescos ante un glaciar de la Patagonia?



4. Encerrarse en círculo de conocidos

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando viajas en pareja, amigos, familia o tour organizado es habitual encerrarse en ellos. En cierto modo representan tu círculo de confort, la seguridad de lo conocido. Demasiados viajeros creen que es con ellos con los únicos que van a compartir esa experiencia… y se pierden lo más maravilloso del viaje: las personas que puedes conocer y dan valor al nuevo escenario en el que te mueves. Eso sí es patrimonio del que puedes aprender. Los monumentos y lugares te gustarán más o menos y recordarás más o menos, pero solo aprenderás algo profundo relacionándote. La ventaja de viajar solo es que atreverse a conocer a desconocidos se convierte en una necesidad y no en opción, ¿por qué no lo pruebas?

5. Viajar con miedo
si-no-tuvieras-miedo-que-harias

El miedo paraliza. Es un instinto primario que bloquea todos los estímulos en pos de la supervivencia ante un peligro (real o no). Si vas a viajar con miedo, quédate en casa. Lo cierto es que no hay tantos peligros ahí fuera pero nos han inculcado que todo lo desconocido es sospechoso hasta que se demuestre lo contrario. Sí, es cierto, hay mala gente en todos los países, pero los buenos son más y mejores. No hablo de ser un inconsciente, hay zonas en las que no deberías poner ni un pie, vale la pena informarse. Pero viajar con un miedo persistente a que te roben, te estafen o cualquier desastre del catálogo negro, hará que no saborees nada de lo que te rodea. No pasará nada malo y, si pasa, también podría haberte ocurrido en la ciudad en la que vives. Asume el riesgo de vivir con intensidad.


Si te interesó este artículo con los errores habituales del viajero, te gustará este otro: “5 Lecciones Que Aprendes Al Viajar”


¿Amigo/a, te podemos pedir algo? ¡Regálanos un “Me Gusta” en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter! ¿No estás convencido/a? Mira la variedad de artículos que ofrece el blog de Voyhoy. Si quieres, también puedes comentar a continuación.

Comentarios

comentarios

Previous ArticleNext Article
Periodista que se aburrió de estar sentado en una redacción obligado a escribir sobre asuntos que no interesaban a nadie. Renunció y dedicó un año entero a su pasión: viajar. A su vuelta, decidió especializarse en contenidos sobre turismo y aventuras. Y este es el resultado. Contacto: eduardo@voyhoy.com

¡Regálanos un "Me Gusta"!